19.2. El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas

El IRPF es, en teoria, un impuesto directo y personal, que grava la renta según su cuantía y toma en consideración las circunstancias familiares del sujeto pasivo

Se incluye como componente de la renta los rendimientos del trabajo, del capital, de actividades económicas, las ganancias patrimoniales y las imputaciones de renta que establezcan las propias norma.

No todas las rentas personales se someten a tributación, algunas de ellas gozan de exención. Están exentas, entre otras las rentas siguientes:

  • Las prestaciones públicas extraordinarias por actos de terrorismo y las pensiones derivadas de ello.

  • Las indemnizaciones por despido o cese del trabajador hasta los límites legales.

  • Las prestaciones o pensiones reconocidas como consecuencia de incapacidad permanente absoluta o gran invalidez.

  • Las pensiones de orfandad.

  • Las becas públicas y las concedidas por entidades no lucrativas.

  • Las anualidades por alimentos recibidas de los padres.

  • Los premios literarios, artísticos o científicos relevantes.

  • Ciertas prestaciones por desempleo si se perciben de una sola vez.

  • Los premios de los sorteos públicos.

  • Las ganancias patrimoniales obtenidas por la venta de acciones o participaciones de empresas de nueva o recién creación.