24.4. El control interno

Los antecedentes modernos de esta modalidad de control aparecen en España en la CE de 1812.

Es efectuado por la propia administración a través de la Intervención general de la Administración del Estado, caracterizándose por:

  • Ejercerse con plena autonomía respecto de las autoridades y demás entidades cuya gestión sea objeto de control.

  • Ejercerse de forma desconcentrada de acuerdo con la competencia del órgano controlado

  • Tomar en conjunto como marco de referencia tanto el aspecto legal como principios fundamentales en la actuación del sector público, como son la economía, la eficacia y la eficiencia.

El control se efectuará por la IGAE a través de sus servicios centrales o de sus Intervenciones delegadas.

Los objetivos del control financiero son los siguientes:

  1. verificar el cumplimiento de la normativa que resulte de aplicación a la gestión.

  2. Verificar el adecuado registro y contabilización de las operaciones realizadas.

  3. Evaluar que la actividad y los procedimientos de control se realizan de acuerdo con los principios de buena gestión financiera y los previstos en la Ley General de Estabilidad presupuestaria.

  4. Verificar el cumplimiento de los objetivos asignados a los centros gestores del gasto en los presupuestos.