25.2. Régimen presupuestario de las Corporaciones Locales

También las Corporaciones Locales ven reflejados en su régimen presupuestario los pilares básicos que asientan su autonomía en materia financiera. De una parte, su competencia exclusiva para decidir sobre la cuantía y el destino del gasto público. De otra, su carencia de potestad legislativa, determinante de dos importantes consecuencias para su régimen presupuestario. La primera, el rango y la naturaleza meramente reglamentarios de sus Presupuestos, lo que recorta sus posibilidades de creación e innovación del ordenamiento.

La segunda, que dada la reserva de ley para establecer los modos de contraer obligaciones y realizar gastos por las AAPP (133.4 CE), ha de ser heterogénea la regulación de estos aspectos centrales del Derecho presupuestario, debiendo fijarse por los entes superiores el régimen jurídico del Presupuesto local.

Actualmente dos leyes estatales son las que regulan la institución presupuestaria local. Una ley de bases del Régimen Local y el Texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales.

Se configura un régimen presupuestario local sustancialmente idéntico al del Estado, confesándose por las citadas normas su objetivo primordial de acomodar a las Corporaciones Locales las previsiones de la LGP y de la normativa de estabilidad presupuestaria.

En el ámbito de la estabilidad presupuestaria adquiere protagonismo la Comisión Nacional de Administraciones Locales, que participa junto al Consejo de política fiscal y financiera de las CCAA y el Ministerio de Economía para la elaboración de los índices para los tres años siguientes.