01.1. La civitas originaria y la Monarquía

Roma se forma por un proceso de integración de las aldeas situadas en las siete colinas, enclavadas en un lugar privilegiado junto al Tiber y en las rutas comerciales más transitadas como la famosa vía Salaria o de la Sal, la primitiva comunidad rural adopta la forma y la estructura de una civitas o Ciudad-Estado. La civitas en la antigüedad estaba formada por un recinto amurallado, que encerraba los templos de los ritos mágico-religioso, lugar de gobierno y de reunión de las asambleas que servía además para la protección y defensa de los ataques de los enemigos.