01.2. La civitas patricio-plebeya y la República

El último rey fue expulsado y sustituido por dos magistrados anuales. Estos magistrados colegiados ejercieron su poder durante un año y ostentaron la suprema jefatura militar y política. En el año 451 a.C. se nombraron diez ciudadanos (decemviri legibus scribundis) a los que les confía la redacción de la ley de las XII tablas. Debido a las luchas entre patricios y plebeyos, el pueblo renuncia a elegir cónsules y se confía el poder a los tribuni militum consulari potestate para el mando del ejercito. Las leges Liciniae Sextiae establecieron definitivamente el consulado como órgano supremo de la constitución republicana.