02.2. Las fuentes del Derecho clásico

La ley es una declaración de potestad autorizada por el pueblo, que vincula a todos los ciudadanos.

La ley tenía tres partes:

  1. La praescriptio: contiene el nombre del magistrado que la propone, la asamblea que la acepta y la fecha, la primera unidad comicial que la vota y el nombre del primer ciudadano que da su voto.

  2. La rogatio: es el texto de la ley sometido a votación.

  3. La sanctio: es la parte final, en la que se declara que la ley no valga cuando esté en contradicción con las leges sacratae o emanada a favor de la plebe, o con el derecho anterior.