01.1. Antecedentes históricos de la Seguridad Social

Los antecedentes históricos remotos se encuentran en el mutualismo obrero, donde los propios obreros tratan de protegerse frente a los riesgos sociales constituyendo un fondo común, sostenido con las aportaciones de sus miembros, así como la beneficencia, ayuda de carácter discrecional y graciosa.

Y los más próximos por el seguro social obligatorio instaurado por Bismarck en 1881, mediante un proyecto de ley sobre aseguramiento de los trabajadores contra los accidentes de trabajo, creando un sistema de cajas de enfermedad. También se considerará a los que pierdan la capacidad de trabajo por su edad o invalidez.

Las leyes alemanas fueron estableciendo los seguros sociales de accidente de trabajo, enfermedad y de invalidez-vejez que más tarde fueron apareciendo en los demás países europeos, cuyos rasgos esenciales son el conceder a sus asegurados prestaciones de derecho estricto adquirido a través de una operación de seguro basada en las cotizaciones de los trabajadores y empresarios protegidos.