05.4. La financiación y el patrimonio de la Seguridad Social

Los recursos que la SS necesita para hacer frente a las prestaciones que constituyen su acción protectora provienen fundamentalmente de las cuotas que los empresarios y trabajadores por cuenta ajena efectúan al sistema de la SS mediante el correspondiente ingreso en la TGSS.

El régimen jurídico de la cotización está contenido, aparte de la LGSS, en el RD 2064/1995 por el que se aprueba el Reglamento General sobre cotización y liquidación de los derechos de la SS (RCLSS).

La obligación de cotizar nace con el comienzo de la prestación de trabajo, incluido el período de prueba.

La mera solicitud de afiliación o alta a la TGSS surte en todo caso idéntico efecto.

La no solicitud de afiliación no impide el nacimiento de la obligación de cotizar (art. 12.2 RCLSS).