01.2. Los procesos sumarios

Podemos definir el procedimiento sumario como aquel procedimiento, cuya sentencia no produce la totalidad de los efectos materiales de la cosa juzgada. Ésta es la nota esencial frente a los demás, ordinarios y especiales.

La ausencia de plenitud se produce como consecuencia de que el proceso sumario ostenta una cognición limitada a uno o a determinados aspectos de la relación jurídica material, por lo que, naturalmente, los efectos de la cosa juzgada habrán de limitarse exclusivamente a esos aspectos que han sido objeto de cognición, por lo que puede replantearse el litigio a través del procedimiento declarativo correspondiente contra el resto.