02.2. Legitimación en el interdicto de adquirir la posesión

Corresponde exclusivamente al poseedor a título de herencia del bien (o derecho) de que se trate.

Por tanto, el título en el que se funda la acción posesoria ejercitada ha de ser necesariamente un título hereditario y no otro, pues los bienes cuya investidura judicial se recaba son, conforme al art. 250.3, los que el demandante hubiere "adquirido por herencia", y el art. 266, al determinar los documentos que habrán de acompañar a la demanda "en casos especiales", se refiere al "documento en que conste fehacientemente la sucesión mortis causa en favor del demandante... cuando se pretenda que el tribunal ponga al demandante en posesión de unos bienes que se afirme haber adquirido en virtud de aquella sucesión".

Este documento no puede ser otro que el testamento o la declaración judicial de herederos ab intestato, ya que a tenor del art. 658.1 CC: "la sucesión se difiere por la voluntad del hombre manifestada en testamento, y, a falta de éste por disposición de la ley".