1.4. El Derecho civil como Derecho privado: sentido y alcance de la distinción entre Derecho público y Derecho privado

Si el Derecho civil es el sector sistemático del Derecho referente a la esfera de poder de la persona, es natural concluir que ha de adscribirse al Derecho privado, por contraposición a otros sectores del OJ que regulan la organización socio-política de la comunidad de que se trate. Y, en efecto, hay un acuerdo unánime en considerar que el Derecho civil es el Derecho privado por antonomasia, o "Derecho privado general".

Los juristas disertan sobre la existencia y fronteras entre el Derecho privado y el Derecho público, desde que Ulpiano consagrara tal división en un pasaje del Digesto: "el Derecho público es el referido al estado de la república romana, mientras que el privado concierne a la utilidad de los particulares".

Actualmente, es pacífico afirmar que la contraposición entre Derecho público y Derecho privado es absolutamente instrumental, descriptiva y relativa, al tiempo que se resalta la superior unidad del OJ in toto.

Desde el punto de vista práctico del Derecho, la existencia de diversos órdenes jurisdiccionales o tribunales especializados implica la necesidad de determinar si una específica relación jurídica o un supuesto litigioso concreto tiene naturaleza privada o pública, para impetrar la intervención del orden jurisdiccional competente.