01.4. Suicidio

El suicidio se regula en el CP dentro del Título I "Del homicidio y sus formas".

Aun cuando se configura como un delito contra la vida humana habría que considerar que no es lo mismo matar a quien no quiere morir, que ayudar a morir a quien no quiere seguir viviendo.

El CP tipifica tres conductas diferentes, la cooperación necesaria al suicidio, para la que se establece una pena de prisión dos a cinco años; la inducción al suicidio, que se castiga con la pena de cuatro a ocho años y, por último, la cooperación ejecutiva al suicidio, el tipo que el CP considera más grave ya para el que establece una pena de prisión de seis a diez años.