18.4. La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura

La cooperación en el campo científico y cultural como forma de favorecer el entendimiento entre los pueblos mediante el progreso científico y educativo ha sido sentida en el campo internacional durante todo el siglo XX.

En el año 1913 el Gobierno de Holanda propuso una Conferencia internacional para la creación de una Organización internacional de educación.

Después de la primera Guerra Mundial se creó la Comisión de Cooperación Intelectual, órgano de carácter consultivo, al que a partir de 1930 se le agregó un Comité Ejecutivo.

Por su parte, el Gobierno francés creó en el año 1942 un Instituto Internacional de Cooperación Intelectual.

En el año 1942 nuevos países elaboraron un proyecto de Estatuto para una OI de cooperación intelectual y científica.

El anteproyecto fue sometido a la Conferencia Internacional de Londres en el mes de noviembre de 1945, en la que se preparó el texto de la Constitución de la UNESCO. También se acordó en la sesión de Londres que su sede estuviese en París.

El acuerdo entre las NNUU y la UNESCO, a través del cual esta última llegó a ser un Organismo especializado, fue adoptado en noviembre de 1946 por la primera Conferencia General de la UNESCO y aprobado el 14 de diciembre de 1946 por la AG de las NNUU.