27.7. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea

La función encomendada al TJUE por el art. 220 TCE es la de garantizar el respeto del derecho en la aplicación e interpretación del Tratado.

Sin embargo, esta función no corresponde en exclusiva al TJUE ya que éste la comparte con el nuevo órgano jurisdiccional comunitario existente desde 1989 (el Tribunal de Primera Instancia) y, sobre todo, con los órganos jurisdiccionales de todos los Estados miembros, que están encargados de aplicar el derecho comunitario en su ámbito de competencia territorial y funcional.

La articulación del poder judicial en la Comunidad ha permanecido prácticamente invariable desde su creación, pero en la década de los noventa el modelo organizativo ha comenzado a mostrar sus primeros síntomas de agotamiento.

El aumento del volumen del contencioso y las dificultades para mantener el modelo de funcionamiento del TJUE, con el incremento del número de Estados miembros, ha requerido algunos cambios en el poder judicial comunitario, que han sido introducidos por el Tratado de Niza, sin revolucionar el sistema jurisdiccional comunitario ni diseñar una nueva arquitectura judicial para la futura UE ampliada.