10.4. La confusión

El art. 1192, al contrario de la condonación, expresa que se extinguirá la obligación a causa “de la confusión de derechos” cuando “se reúnan en una misma persona los conceptos de acreedor y deudor”. Por tanto, la confusión consiste en la coincidencia de sujeto activo y sujeto pasivo de una relación obligatoria en una misma persona.

Este hecho se puede deber a circunstancias muy diversas:

  • Inter vivos: se da cuando un grupo empresarial estructurado jurídicamente en una SA adquiere una fábrica del sector.

  • Mortis causa: Se da con cierta frecuencia en la sucesión hereditaria, por deber los herederos al causante o viceversa.