2.3. La estructura de la Unión

Una vez alcanzada la conclusión de que la Unión y la CEEA son organizaciones internacionales singulares, dotadas de personalidad jurídica, en los términos antes referidos, resulta conveniente una somera recapitulación de sus características más generales.

La Unión y la CEEA se sustentan en un sistema de valores y principios, y han sido concebidas para alcanzar ambiciosos objetivos, para lo que los Tratados que las constituyen las han dotado de un conjunto de instituciones, de instrumentos normativos y financieros, de un sistema de competencias y de un sistema jurisdiccional.

La democracia, los derechos fundamentales y al Estado de Derecho constituyen los pilares básicos sobre los que se asientan la Unión y la CEEA, así como los Estados miembros que las integran.

La Unión y la CEEA han sido creadas por un conjunto de Tratados internacionales; dos organizaciones internacionales dotadas de personalidad jurídica, en los términos antes referidos, que, sin embargo, tienen un único sistema institucional, o marco institucional.

Así, la Unión Europea y la Comunidad Europea de la Energía Atómica disponen de un único Parlamento Europeo, de un único Consejo Europeo, de un único Consejo, etc., auxiliados por una compleja Administración o administraciones y un sistema financiero propio.