2.6. Principios que rigen el sistema competencial de la Unión Europea

Una de las deficiencias más notables de los Tratados vigentes con anterioridad al Tratado de Lisboa radicaba en su sistema competencial.

Así, los referidos Tratados no establecían de modo explícito los principios y técnicas por los que se regía la distribución de competencias entre las Comunidades y la Unión y los Estados miembros, ni la naturaleza de las competencias de las Comunidades y de la Unión, ni las reglas para su ejercicio, a salvo de lo previsto en arts. como el 5 y el 10 del TCE.

Estas deficiencias no significan que en los citados Tratados estuviera ausente toda referencia a principios y técnicas competenciales sino que, las mismas, eran insuficientes y sólo ocasionalmente podían considerarse claras.

De manera que la construcción de un sistema competencial, a partir de los Tratados Comunitarios y de la Unión, ha sido fruto, fundamentalmente, de la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas.

Pero, la invectiva del Tribunal de Justicia tiene límites infranqueables en los Tratados que han dificultado dotar al conjunto competencial de la coherencia deseable.