3.3. El Consejo

El Consejo "ejercerá conjuntamente con el Parlamento Europeo la función legislativa y la función presupuestaria. Ejercerá funciones de definición de políticas y de coordinación, en las condiciones establecidas en los Tratados".

Este mero elenco da la medida de la importancia política y jurídica de esta Institución.

En la medida en que articula la representación de los Gobiernos de los Estados miembros en el seno de la estructura institucional europea, el Consejo incardina la intergubernamentalidad del proceso de integración.

Por ello, en su dinámica interna de funcionamiento prima más la diplomacia y la negociación entre representantes de intereses nacionales que la actuación colegiada de una voluntad integrada.

No obstante, el Consejo no es un órgano interestatal o puramente internacional, sino el órgano de una organización supranacional que trasciende y supera la mera suma de sus componentes intergubernamentales para ejercer las competencias cedidas a aquella organización, de manera que en su seno los Estados pierden su condición de actores individuales y se convierten en miembros de un órgano colegiado supranacional.