3.8. El Banco Central Europeo

El Banco Central Europeo ha sido finalmente calificado con la reforma de Lisboa de 2007 como Institución de la Unión.

Sin duda alguna es una "institución" que goza de un estatuto tan importante como trascendentales son las competencias que le han sido atribuidas.

Íntimamente vinculado al euro, el Banco Central Europeo forma en realidad parte de un complejo Sistema Europeo de Bancos Centrales junto a los Bancos Centrales de los Estados miembros.

No obstante, los órganos rectores del BCE son los que dirigen el Sistema en su conjunto. Con sede en Frankfurt, el BCE fue creado el 1 de junio de 1998 y está dotado de personalidad jurídica.

Es importante tener en cuenta que no todos los Estados miembros de la Unión Europea han accedido a la tercera fase de la Unión Económica y Monetaria que implica la adopción del euro como moneda, por lo que el trabajo del Banco Central Europeo en ocasiones sólo se hace con los bancos centrales nacionales de los Estados que sí que han adoptado el euro. Es lo que el propio BCE ha venido en denominar "Eurosistema".