3.10. El Comité de las Regiones

El Comité de las Regiones fue creado por el Tratado de la Unión Europea en 1992 con la finalidad confesa de asociar a las entidades regionales y locales al sistema institucional europeo, lo que en última instancia lo ha erigido en el paladín del principio de subsidiariedad.

Tan es así que los Tratados de la Unión Europea y de Funcionamiento, tras las reformas de Lisboa de 2007, en el art. 8 de su "Protocolo sobre la aplicación de los principios de subsidiariedad y proporcionalidad", reconoce al Comité de las Regiones legitimidad para interponer el recurso de anulación contra actos legislativos europeos, para cuya adopción el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea requiera su consulta, por violación del principio de subsidiariedad.

El Comité de las Regiones es un órgano consultivo del Parlamento, del Consejo y de la Comisión, aunque tanto la legitimidad que pretende encauzar como el pujante papel que las regiones están asumiendo en el contexto político nacional hacen que se alcen voces en favor de su elevación a la categoría de Institución, cosa que indirectamente hace el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea al reconocer al Comité de las Regiones legitimación para interponer el recurso de anulación ante el Tribunal de Justicia con el fin de salvaguardar sus prerrogativas.