5.9. El recurso de casación

La proliferación de órganos jurisdiccionales en el seno de la Institución "Tribunal de Justicia de la Unión Europea" ha obligado a articular sus relaciones funcionales a través del recurso de casación.

Así, la creación en 1988 del Tribunal de Primera Instancia, encargado de conocer de una serie de materias, se hacía previendo "un recurso ante el Tribunal de Justicia, limitado a las cuestiones de derecho y en las condiciones establecidas por el Estatuto".

Configurado desde el primer momento como un recurso de casación, constituye el cauce procesal a través del cual el TJ asegura la unidad de interpretación del Derecho comunitario.

Posteriormente, la creación de Salas jurisdiccionales preveía, asimismo, un recurso ante el TG que también se ha diseñado como un recurso de casación.

Por tanto, el recurso de casación se puede interponer:

  1. Ante el Tribunal de Justicia contra resoluciones del Tribunal General.

  2. Y ante el Tribunal General contra resoluciones de los Tribunales especializados.