3.1. El Poder Judicial: evolución histórica

La Jurisdicción no ha permanecido la misma a lo largo de las sociedades y los tiempos, pudiéndose señalar cuatro etapas diferenciadas: la del Antiguo Régimen; la del Estado liberal; la de los Estados totalitarios; y la de los Estados de Derecho contemporáneo.

En el antiguo régimen existía una confusión de poderes (legislativo, ejecutivo y judicial) en la persona del Monarca. Los jueces carecían de independencia y formaban parte de diversas "jurisdicciones especiales", sin que los actos del Poder Ejecutivo pudieran ser revisados por Tribunales independientes, sino, a lo sumo, por el Consejo Real, es decir, por el propio Poder Ejecutivo.

Características de la Jurisdicción de la época:

  • no existía un Poder Judicial, sino una función judicial encomendada a funcionarios.

  • tales funcionarios carecían de independencia judicial.

  • inexistencia de los principios de unidad y exclusividad judicial.

  • ausencia de control judicial de los actos dimanantes del Poder Ejecutivo.