23.2. Procedimientos de comunicación

Las distintas leyes procesales contienen una regulación específica de la práctica de las comunicaciones para cada orden jurisdiccional. La regulación es confusa. Tres son las formas de practicar las comunicaciones: a través de Procurador; por remisión de lo que haya de comunicarse mediante correo, telegrama o cualquier otro medio técnico que permita dejar constancia de su recepción; y mediante entrega al destinatario de copia de la resolución o requerimiento o citación o emplazamiento que se le haya de notificar.

Todas las comunicaciones que hayan de realizarse con las partes personadas, que estén representadas por procurador, se harán a través de él.

El Procurador está autorizado para efectuar los actos procesales de comunicación, con respecto a los cuales goza de una potestad de certificación, siendo su actuación impugnable a través del recurso de reposición ante el Letrado y, en último término, mediante el recurso de revisión.