03.2. La teoría del Estado y de las Constituciones

En este apartado tratamos de dar una interpretación económica que explique por qué los individuos, actuando racionalmente, deciden entregar a un tercero el monopolio de la coacción y qué tipo de limitaciones se imponen al ejercicio de la fuerza.

El planteamiento más sencillo para analizar este problema trata de probar que todos los individuos salen ganando cuando entregan al Estado determinadas funciones.

Para ello, presentaremos un ejemplo:

Dos individuos: A y B

A = cuidar 18 vacas => precio: 100 u.m./vaca => patrimonio = 1.800 u.m.

B = recolecta 10Tm de trigo => precio: 200 u.m./Tm => patrimonio = 2.000 u.m.

El valor del patrimonio es independiente de que A y B entren en una relación de intercambio. En efecto, si A vende 8 de sus vacas a B para comprar 4 Tm de trigo, el valor de su patrimonio seguirá siendo 1.800 u.m. y el de B 2.000 u.m.