06.3. El derecho a la salud y a la sanidad pública

Las prestaciones sanitarias ofrecidas por el sector público tienen una doble justificación:

  1. Nos encontramos con un servicio que genera efectos externos positivos.

  2. Tienen carácter redistributivo, pues la entrega gratuita, o casi gratuita de estos servicios permite asegurar que nadie será desprovisto, por falta de medios económicos, de este bien, considerado como esencial en nuestra Constitución.

En el caso de este bien preferente, nuestra atención se dirige a dos aspectos:

  1. ¿Qué problemas plantea la prestación gratuita de los servicios sanitarios y si tal gratuidad debe aplicarse a todo tipo de prestación?

  2. ¿Es preferible el suministro de estos servicios a través de centros públicos o privados y qué tipos de problemas plantea la gestión de la salud en unos y otros?.