02.02. Utilización de los modelos económicos

La economía consiste principalmente en crear modelos basados en un conjunto de principios básicos a los que se añaden supuestos más específicos que permiten aplicar esos principios a una situación concreta.

Imaginemos que eres el consejero económico del presidente de tu Comunidad. Tenemos tres posibles preguntas:

  1. ¿Cuánto aumentaría esa recaudación si se aumentase el importe del peaje de 1 a 5 $?

  2. ¿Cuál será el año que viene la recaudación por el peaje de las autopistas de la comunidad?

  3. ¿Se debería aumentar el peaje, teniendo en cuenta que ese aumento reduciría el tráfico y la contaminación en las proximidades de la autopista, pero supondría un importante coste financiero para los usuarios habituales de las autopistas?

Hay una gran diferencia, entre las dos primeras preguntas y la tercera.

Las dos primeras se refieren a hechos; pero la tercera, puede no tener una sola respuesta correcta.

Este ejemplo resalta una importante distinción entre dos aspectos del análisis económico.

El análisis que trata de contestar a preguntas sobre cómo funciona el mundo, que tiene respuestas únicas, correctas o incorrectas, se conoce como economía positiva.

Por el contrario, el análisis que trata de afirmar cómo debería funcionar el mundo se conoce como economía normativa.

En otras palabras, la economía positiva hace descripciones; la economía normativa ofrece prescripciones o recomendaciones.