04.06. Precios mínimos

A veces los gobiernos intervienen para presionar los precios al alza en lugar de a la baja.

Los precios mínimos se han legislado con mucha frecuencia para productos agrícolas como el trigo y la leche, con el objetivo de mantener el nivel de renta de los agricultores.

Un salario mínimo es un suelo legal impuesto al salario, que es el precio de mercado del trabajo.

Exactamente los precios mínimos, al igual que los máximos, se fijan, para ayudar a algunas personas, pero generan efectos colaterales indeseados y previsibles.

¿Un precio mínimo siempre da lugar a un exceso de oferta no deseado? No.

Igual que ocurre con un precio máximo, el precio mínimo puede ser no vinculante, es decir, puede ser irrelevante o no efectivo.