02.7. Estado y Comunidades Autónomas

En el Título VIII CE y los artículos constitucionales dedicados a la distribución de las competencias entre el Estado y las CCAA, no existen referencias concretas al consumo, ni a la regulación de los intereses y expectativas propias de los consumidores, al parecer dado el carácter multidisciplinar de la materia, lo que provoca un choque frontal entre las competencias genéricas del denominado Derecho de consumo y algunas de las más características competencias exclusivas del Estado, así sucede, con la legislación civil y mercantil, el Derecho penal… afirmación que, sin embargo, puede ser sometida a un sinfín de matizaciones.

No obstante, se ha producido una auto-atribución competencial en algunas CCAA, que han asumido en sus Estatutos de Autonomía competencias relativos al consumo y comercio, creando ex novo un título competencial que jurídica y doctrinalmente, dista mucho de estar definido, y por otro lado intercambiable según jurisprudencia del TC, donde:

  • Los títulos referentes al comercio, al Derecho de contratos y a la responsabilidad extracontractual son competencia exclusiva al Estado, tales como:

    • Aseguramiento de la unidad de mercado,

    • sobre la legislación civil, con la salvedad de los territorios con derecho civil foral,

    • sobre la legislación mercantil,

    • sobre la regulación de las bases de las obligaciones contractuales,

    • sobre la responsabilidad contractual y extracontractual; y,

    • sobre la regulación de las condiciones generales de los contratos y modalidades contractuales.

  • Las CCAA con competencia plena en consumo, pueden regular cuestiones jurídico-públicas de carácter administrativo, especialmente las materias de sanciones y controles administrativos.

  • Las CCAA sin competencia plena, podrán desarrollar reglamentariamente y ejecutar las normas referidas anteriormente.