00.8. De la interpretación evolutiva a la mutación constitucional

Se produce una mutación constitucional cada vez que uno de los poderes constituidos da un precepto constitucional una interpretación diferente a la que inicialmente tuvo y no existe vías jurídicas para corregir esa nueva interpretación.

La distinción entre poder constituyente y poderes constituidos se fundamenta en el carácter ilimitado del primero y en el sometimiento de los últimos a la norma constitucional.

Por tanto, en pura teoría, no cabría hablar de modificaciones informales o mutaciones constitucionales, pues se entiende que sólo una nueva actuación del poder constituyente puede cambiar la Constitución.

Pero los cambios implícitos no formales, o mutaciones, como formas de modificación a la Constitución, se producen al margen de conceptos clásicos como reforma, poder constituyente o soberanía.

Como las mutaciones implican un cambio en la Constitución, en todo caso, se deben tener ciertos límites.