14.5. La actividad de la Administración en el arbitraje voluntario de Derecho privado

Distinta es la actividad de la Administración cuando actúa en funciones de arbitraje por el cauce de la Ley 36/1988 de 5 de diciembre, de arbitraje de Derecho civil. En este caso ni actúa una potestad administrativa que se impone obligatoriamente a los administrados en conflicto, ni su actividad se concreta en un acto administrativo ni, por consiguiente, ese acto se enjuiciará en su caso por la Jurisdicción Contencioso- Administrativa, sino por la civil en los términos que se prevén en la citada Ley de Arbitraje.

A la vista de las diversas soluciones que las Leyes ofrecen, se puede distinguir dos modelos:

  • Uno de arbitraje institucional, en que es un órgano administrativo Ad hoc ejercita funciones de árbitro.

  • Otro en el que la Administración gestiona o administra el arbitraje a través de la creación de órganos mixtos, representativos de la Administración y de los sectores interesados que ejercerán las funciones de árbitro.