13.6. Los Tribunales de Cuentas

Los Tribunales de Cuentas (TCu) llevan a cabo un control externo de naturaleza contable, financiera y de carácter sucesivo, en cuanto que tiene lugar sobre una actividad administrativa ya realizada.

Según el art. 136 CE, el TCu "es el supremo órgano fiscalizador de las cuentas y de la gestión económica del Estado, así como del sector público. Dependerá directamente de las CCGG y ejercerá sus funciones por delegación de ellas en el examen y comprobación de la cuenta general del Estado", además "sin perjuicio de su propia jurisdicción, remitirá a las CCGG un informe anual en el que, cuando proceda, comunicará las infracciones o responsabilidades en que, a su juicio, se hubiere incurrido".