18.1. Distribución de competencias

La gestión del empleo público corresponde a las Administraciones territoriales: Estado, CCAA y entes locales. Pero sin olvidar que los sindicatos participan activamente en la gestión del empleo público, sobre todo a través de pactos y acuerdos sindicales, debiéndoles la gestión y aprobación del Estatuto, que es una ley sindical y una ley de transferencias de competencias básicas estatales a favor de las CCAA. En otras palabras: lo básico consiste en atribuir toda competencia sustancial a las CCAA; lo no básico es materia susceptible de negociación con los sindicatos.