20.9. El derecho de huelga

La admisión del sindicalismo en la función pública no lleva necesariamente consigo la permisión de la huelga como medio de lucha sindical, prohibida en unos países y admitida en otros.

Alemania niega a sus funcionarios el recurso a la huelga por incompatible con la relación de fidelidad que vincula a los funcionarios con la Administración (art. 33 de la Ley Fundamental).

En Bélgica, la huelga de los funcionarios se encuentra indirectamente prohibida por el art. 7 del Decreto Real de 1977 y constituye, además, un delito.