21.1. Deberes, ética funcionarial y códigos de conducta

El estatuto distingue separadamente deberes, principios éticos y principios de conducta, todo lo cual es aplicable, obviamente, a los funcionarios de carrera y a los contratos laborales. A propósito de los deberes, la Exposición de Motivos del Estatuto incurre en la falacia al decir que "por primera vez se establece en nuestra legislación una regulación general de los deberes básicos de los empleados públicos, fundada en principios éticos y reglas de comportamiento, lo que constituye un auténtico código de conducta".