21.2. Los deberes en particular

El primer y principal deber del empleado público es hacer su trabajo, y cumplir sus funciones, establecido así en el Texto Articulado de 1964.

En la actualidad lo único que se le exige al empleado público es que su lugar de residencia no impida el cumplimiento de sus funciones, coincida a uno o con el término municipal donde radica la oficina o lugar de trabajo.