Recurso directo contra Reglamentos

Este recurso ataca frontalmente el reglamento solicitando su anulación (art 1.1 de la ley de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa), sin que sea necesaria la interposición de un previo recurso administrativo (art. 107.3 de la de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común).